Mans - Noticias

La productora musical TakaTaka graba en los estudios MANS de la Fundación Paideia la banda sonora de la película Orson West

01
Mar
2011

La productora musical TakaTaka graba en los estudios MANS de la Fundación Paideia la banda sonora de la película Orson West

La Tv3 colabora en la producción del largometraje con las productoras catalanas Canónigo Films, Dacsa Produccions y Black Flag Cinema.

El Ingeniero de sonido José Vinader ha sido el responsable de la grabación musical del largometraje Orson West, ópera Prima de Fran Ruvira. Vinader ha destacado “la calidad del Estudio y la excelencia de los músicos coruñeses” contratados para la sesión musical. Vinader lleva 5 años desplazándose desde Madrid a los Estudios de Rosalía Mera, siendo el responsable de la grabación y mezclas del actual largometraje 23-F, O Apóstolo, Tuya, La Bella Otero, etc grabadas también en MANS.

El responsable de componer la música ha sido en esta ocasión Marc Vaillo, conocido por El habitante incierto (2004), Aparecidos (2007), ó la miniserie catalana “Ojo por ojo” (2010).

La presidenta de Paideia Galiza, Rosalía Mera y el director de proyectos de la Fundación y gerente de Mans, Guillermo Vergara comunicaron al responsable de la productora Takataka las nuevas inversiones en equipamiento previstas para este año, las cuales facilitarán una mayor presencia de estilos musicales y posibilidades de innovación y creatividad en los proceso de grabación. Mera aprovechó para avanzarle las ideas de proyectos que junto con la Diputación de A Coruña y el gobierno autonómico, respectivamente, se van a poner en marcha en los próximos meses.

Sipnosis:
Un equipo de cine llega a un pueblo de la frontera de Alicante para rodar un western,hecho que cambiará la rutina de los habitantes de la zona, y especialmente de un grupo de niños. El rodaje supone la vuelta a su tierra natal de Sonia, que después de muchos años, acude a su pueblo para protagonizar la película en medio de un paisaje que le rememora historias del pasado. Esta no es la primera vez que el cine llega a estas tierras. Cincuenta años antes, Orson Welles quiso rodar otro western en esa zona. En un ejercicio metacinematográfico, el director Fran Ruvira rastrea el fantasma de este western sin realizar; reivindicando lo inacabado y la leyenda como forma de expresión.